N24

Descubren a sicarios que planeaban asesinar a empresario valenciano

Foto: YouTube

Un grupo compuesto por cuatro sicarios, tres hombres y una mujer, todos originarios de Colombia, ha sido arrestado por la Guardia Civil. Estos individuos intentaron asesinar a un empresario de Puçol en diciembre pasado y tenían planes de volver a intentarlo este verano. Dos de los arrestados dispararon a la víctima desde una motocicleta, pero […]

Un grupo compuesto por cuatro sicarios, tres hombres y una mujer, todos originarios de Colombia, ha sido arrestado por la Guardia Civil. Estos individuos intentaron asesinar a un empresario de Puçol en diciembre pasado y tenían planes de volver a intentarlo este verano. Dos de los arrestados dispararon a la víctima desde una motocicleta, pero afortunadamente, el empresario logró escapar ileso. Otro miembro del grupo proporcionó cobertura desde un coche, mientras que la mujer se encargó de esconder el arma utilizada en el ataque.

El incidente ocurrió cuando el empresario llegaba a su empresa. Justo cuando estaba abriendo la puerta de su coche, dos individuos en una motocicleta se detuvieron junto a él y, sin mediar palabra, le apuntaron con un arma. El primer disparo no logró alcanzarlo, y antes de que pudieran disparar nuevamente, el empresario aceleró y logró escapar.

La Guardia Civil, al llegar al lugar del incidente, encontró un casquillo de bala y un proyectil deformado por el impacto. Estos elementos fueron analizados en el laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en Valencia. La investigación llevó a identificar la motocicleta utilizada en el ataque, lo que a su vez llevó a descubrir que los responsables eran un grupo de sicarios colombianos que operaban en las provincias de Valencia y Girona.

Las investigaciones también revelaron que, durante tres meses antes del intento de asesinato, los tres hombres habían estado vigilando a la víctima y su entorno. Su objetivo era familiarizarse con la zona, los horarios y los hábitos del empresario para planificar el crimen. Además, se descubrió que una cuarta persona, la mujer arrestada, era responsable de esconder el arma utilizada en el ataque y recibía pagos periódicos a través de una aplicación de transferencias.

Se supo que el grupo de sicarios iba a recibir 30.000 euros por el asesinato del empresario. Hasta el momento, habían recibido un adelanto de 15.000 euros, pero no recibieron el resto del pago ya que no completaron el trabajo.

El grupo tenía planes de completar su misión este verano. Sin embargo, debido a que uno de sus miembros estaba recuperándose de una cirugía, ya habían buscado a un sicario sustituto que viajaría desde Colombia. Ante la amenaza inminente de un nuevo ataque, la Guardia Civil tomó medidas para proteger a la víctima y finalmente arrestó y desarticuló al grupo.

En total, se realizaron cuatro arrestos: tres hombres y una mujer, todos de nacionalidad colombiana, con edades entre 24 y 63 años. Los hombres enfrentan cargos de intento de asesinato, pertenencia a grupo criminal y tenencia ilícita de armas. La mujer está acusada de pertenencia a grupo criminal y tenencia ilícita de armas.

La investigación está siendo llevada a cabo por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Massamagrell.

Otros también leen